Inicio LOCALES SER JUSTOS SI QUEREMOS SER FELICES

SER JUSTOS SI QUEREMOS SER FELICES

215
0
Compartir

Por: Ariel Liriano

A partir del desarrollo de la tecnología podemos encontrar cambios significativos en el esquema político social, y en el ambiente de liderazgo de servicio comunitario constructivo.

A medida que pasa el tiempo se puede resaltar la grandeza de seres humanos que con solo mencionar su hoja de servicio hacemos un referente ético moral, pero sobre todo de valor especial significativo; en cuanto a su desarrollo por el servicio y el bienestar de los más necesitados.

Desde muy joven he sido inquieto y me han interesado los temas sociales, busco con gran interés tópicos que puedan resaltar lo que como historia hemos logrado, lo que como sociedad hemos aprendido; y quienes realmente nos han valorado.

Hoy yo quiero hablar de un ser humano maravilloso, un amigo, un padre; un excelente valor de nuestra sociedad me refiero a Don Queco Corniel.

Desde la gestión de Don Queco Existe un antes y un después en nuestro municipio de Salcedo, esta gestión se caracterizó por tener las puertas abiertas a cualquier individuo o ser humano que tuviera una inquietud de crecimiento y desarrollo cultural, no importa de qué partido eras, no importa de qué extracto social tú llegaras, en esta gestión había oportunidad para todos.

La política debe seguir siendo la ciencia positiva, capaz de resaltar los logros de seres humanos maravillosos, no la usemos solamente para dañar, sino; que tengamos la humildad para reconocer el trabajo maravilloso de un hombre que ama el municipio de Salcedo.

Es necesario que como individuos juntos valoremos este tipo de personas, seres que tienen dentro de ellos el don del servicio, la humildad y capacidad de escuchar, el poder ser amigos sin importar a qué color o bandera política tú perteneces.

De Don Queco Puedo resaltar sus grandes dotes en el campo de las ideas, un hombre humilde pero capaz de escuchar, generoso con un sentimiento social increíble un valor porcentual que nuestra sociedad debe guardar y recordar para el futuro venidero.

Hago énfasis en que la política tiene que despertar, que debemos eliminar el partidismo, poder juntos resaltar el valor y el significado humano de gente de pueblo, hombre con un corazón apacible, con un corazón tan puro que tienen la capacidad de servirnos en todo momento.

Hoy mi escrito quiere rendir el más grande de los homenajes a un ser extraordinario, que más que político es un sentimiento social, un hombre lleno de valores, de virtudes; con una familia maravillosa, con hijos de conducta intachable, hombres y mujeres que se prepararon para ser mejor nuestra sociedad.

El liderazgo es capaz de reconocer esto y más, porque ser líder no significa poder, liderazgo significa capacidad y reconocimiento, trabajar juntos con cualquier persona sin importar su denominación, líder es ser capaz de tomar decisiones en conjunto en los tiempos difíciles, líder es poder decir aquí estoy para trabajar con ustedes dándolo todo por nuestra sociedad; liderazgo es hablar de Don Queco Corniel.

Es nuestro deber comenzar a cambiar los círculos sociales, permitir que personas nobles puedan ocupar sitios de servicio , echar a un lado la tesis de que sólo los poderosos pueden alcanzar sitios de servicio social, la nobleza siempre sobrepasará la riqueza, en un mundo de crecimiento donde las sociedades ya tienen acceso a todas nuestras informaciones, es tiempo de dar honor a quien honor merece; dar oportunidad a quien la merece, y por supuesto servir con quienes tienen el Don de servicio.

Don Queco Reúne cualidades maravillosas y siempre un humilde servidor será capaz de reconocer que la virtud es más importante que la imposición, que la paciencia es más importante que la incoherencia,y que la esperanza nunca puede apartarse de los que tienen fe y amor por la sociedad. por eso yo siempre tendré la esperanza de que algún día nuestra sociedad entenderá el valor político social y humano, pero sobretodo de servicios; de un hombre maravilloso que se llama Don Queco Corniel.

Siempre viviré agradecido de usted, siempre reconoceré su trabajo; mis líneas no son más que la expresión de mi corazón, el agradecimiento de mi familia,que ser humano, significa reconocer el valor de los demás y para mí, y nuestra familia, y para muchos en nuestra sociedad; usted siempre tendrá un valor incalculable.

Mis respetos eternamente a usted y su Familia que Dios lo siga Bendiciendo eternamente.

Hasta La Victoria Siempre.

Deja un comentario