Inicio NACIONALES Fuerza del Pueblo rebate los logros ‘con bombos’ anunciados por Medio Ambiente

Fuerza del Pueblo rebate los logros ‘con bombos’ anunciados por Medio Ambiente

266
0
Compartir

“Nadie se explica, cómo, cuándo ni dónde las actuales autoridades han sembrado 10 millones de árboles. Está comprobado que la deforestación y fabricación de hornos para producir carbón y vender en Haití continúa”, dijo la Fuerza del Pueblo.

SANTO DOMINGO, RD.- El partido político Fuerza del Pueblo respondió al balance del primer año de Gobierno en materia de medio ambiente, y resaltó que en esta gestión, “se fue en blanco”.

La Fuerza del Pueblo emitió un comunicado con diversos puntos, que rebaten los logros presentados por el Ministerio de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera.

“Ciertamente, el primer año de gestión de gobierno del Presidente Abinader en el sector ambiental no trajo nada. El cambio no ha llegado a Medio Ambiente.  Prácticamente estamos ante la misma realidad y en algunos casos peor que antes”, dijo la organización en un comunicado de prensa firmado por la Dirección Ejecutiva de la Secretaría de Medio Ambiente de la Fuerza del Pueblo.

Resaltó que los 1,300 casos de sometimientos a la acción de la justicia anunciados “con bombos y platillos” por el Ministro de Medio Ambiente, no son nada comparados con la cantidad de ilícitos ambientales que se cometen en el país diariamente debido a la escasa política de prevención y precaución ejecutada, que sí debe ser una función prioritaria según la Ley.

“Esos pocos casos llevados a la justicia lo que revelan es la falta de monitoreo, vigilancia e inspección de parte de las autoridades ambientales”, resaltó el comunicado.

También alertó sobre una “falsa impresión de haber consensuado un proyecto de ley de agua potable y saneamiento” que podría tener un enfoque contrario al mandato constitucional y de ley, que dicen textualmente: “El agua constituye un patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida” (Art. 15 de la Constitución  dominicana de 2010), y así mismo, “Todas las aguas del país, sin excepción alguna, son propiedad del Estado…..No existe la propiedad privada de las aguas ni derechos adquiridos sobre ella” (Art. 126, Ley 64-00).

A continuación, se presenta textualmente algunos de las críticas señaladas por la Fuerza del Pueblo, a la gestión del Gobierno, con medidas ejecutadas por el Ministerio de Medio Ambiente:

-Prácticamente han eliminado las brigadas de reforestación (60%) y de las que quedan muchas abandonaron las labores por falta de pago.

-Nadie se explica, cómo, cuándo ni dónde las actuales autoridades han sembrado 10 millones de árboles. Está comprobado que la deforestación y fabricación de hornos para producir carbón y vender en Haití continúa.

-Otro hecho que el Ministerio de Medio Ambiente vende como un logro, reforestar en áreas protegidas sin estudio científico previo, es una violación a la Ley 202-04 y a los planes de manejo de las unidades de conservación. Es un grave error que podría hacer más daño que bien.

-Esta gestión canceló una gran parte de la plantilla técnica del Ministerio y del personal capacitado que cuidaba las áreas protegidas del país, sustituyéndolos en muchos casos por gente falto de conocimiento y sin experiencia.

-Aumenta la erosión y los ríos continúan contaminados. El Yaque del Norte, el Jimenoa, el Camú, el Ozama, el Isabela, y muchos otros, “no son más que corrientes de aguas cloacales”.

-En el último año no se sabe de una planta construida ni reparada para el tratamiento de aguas residuales.

-En el Distrito Nacional, en Santo Domingo, en Santiago y en muchas otras ciudades, más vehículos circulan pero ni un kilómetro más de línea de metro ha sido construido, ni un vagón más de teleférico ha sido añadido. Solo anuncios.

-Lo que se anuncia como un éxito en la reducción del tiempo para otorgar permisos ambientales, en muchos casos podría convertirse en búmeran al perjudicar la calidad de los análisis necesarios para validarlos, lo mismo que en la reducción de la seguridad de los procesos de control de actividades riesgosas.

Fuente: acento.com

Deja un comentario