Inicio NACIONALES Radares para aviones Súper Tucano, Defensa quiere retomar proyecto y concluirlo

Radares para aviones Súper Tucano, Defensa quiere retomar proyecto y concluirlo

30
0
Compartir

Por: Julian Herrera

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El ministerio de Defensa de la República Dominicana está dispuesto a retomar el proyecto de construcción de la base para la instalación de radares que respalden la labor de vigilancia y protección de los cielos y los mares mediante el uso de los aviones Súper Tucano y otras aeronaves.

El ministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, encabezó este lunes, 15 de abril, una reunión con los sectores involucrados en el proyecto de instalación de dos radares militares en la base Aérea de San Isidro, paralizado desde en agosto de 2012.

El MIDE procura obtener los recursos para finalizar el sistema de radares 3-D y la construcción de un centro de mando, control y comunicaciones (C3) para la Fuerza Aérea de la república Dominicana (FARD), responsable de controlar y vigilar el espacio aéreo nacional.

En la reunión, que tuvo lugar en el Ministerio de Defensa, participó también el comandante General de la Fuerza Aérea de la República Dominicana, mayor general Richard Vázques Jiménez, así como un representante del Consorcio Heaven Peralta Elta, empresa que tiene a su carga la instalación de los equipos.

Una fuente militar dijo a reporteros que en el encuentro el ministro de Defensa planteó la disposición de las Fuerzas Armadas de continuar con las instalaciones de los radares en el menor tiempo posible.

El proyecto de los radares forma parte del Sistema Integral de Vigilancia y Control del Espacio Aéreo de la República Dominicana, recientemente vulnerado por dos aeronaves que ingresaron y aterrizaron de manera clandestina en la región sur de RD.

Para el financiamiento de los radares, las Fuerzas Armadas están solicitando al Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) llevar a cabo una alianza estrategia que permita continuar y concluir el proyecto.

Además, del alto mando militar y representantes de la empresa, participaron en la reunión de este lunes, los integrantes de la Comisión Permanente para el Estudio de Asuntos Aeronáutico de la FARD.

Esta Comisión ha propuesto que “se realice una alianza estratégica con el Instituto Dominicano de Aviación Civil, a fin de que el mismo y dentro de sus posibilidades, asuma el costo de la instalación de los radares”.

Asimismo, la FARD a través de la referida Comisión Permanente recomendó la reactivación del código del proyecto, en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Además, solicitó que el proyecto en cuestión sea transferido del Ministerio de Defensa, al control de la Fuerza Aérea de la República Dominicana, según un alto oficial militar que sirvió de fuente.

En un informe remitido recientemente a José Ramón Peralta, ministro Administrativo de la Presidencia de la República, la Comisión de Estudios Aeronáuticos de la FARD, considera que las autoridades militares dominicanas deben tener autonomía de la vigilancia del espacio aéreo nacional, ya que dependen de imágenes “espejo” de los radares del IDAC y del Joint Interagency Task Force Sonuth ( JIATS por sus siglas en inglés) del Comando Sur de los Estados Unidos.

Añade el informe, del cual acento obtuvo copia, que las autoridades dominicanas están sujetas a los datos que esas entidades puedan presentar sin tener un control sobre ellos.

“Es de importancia contar con un sistema de radar 3 D (tridimensional) que nos permita detectar toda traza que penetre a nuestro espacio aéreo, ya que las imágenes que recibimos de los radares antes mencionados sólo presentan posición y dirección (D2) pero no la altura de la traza, los cual representa una debilidad en cuanto a mantener el control de nuestro espacio aéreo (…) subraya el informe de la Comisión Permanente de la FARD.

Durante esta y la pasada semana, sectores de la sociedad civil, dirigentes políticos y medios de comunicación han cuestionado que las Fuerzas Armadas carezcan de un sistema de radares militares, para detectar aeronaves sospechosas como las dos reciente que lograron burlar la vigilancia aérea.

El proyecto, que se encuentra paralizado desde agosto de 2012, tiene un costo para el Estado de US$ 34, 592, 000,00, de los cuales se han desembolsado US$ 27, 548,909.

Una adenda de ampliación del proyecto firmado meses después del primer contrato, eleva el costo de la plataforma de los radares a 57 millones de dólares.

Fuente: acento.com

Deja un comentario